Soltando ‘La Bestia’

Black dog with tongue out smiling directly into camera

Hemos conocido a Robin y su perro, Beast, por tres años, pero la última vez que los visitamos, parecían lo más felices que nunca. Y eso es algo que los dos se merecen mucho.

Más temprano en la semana, seis de nosotros, con ganas de subirnos las mangas y hacer algo positivo para esta familia, pasamos por su casa para darles un regalo muy especial que cambiaría sus vidas para siempre: una jaula de 10 pies por 10 pies para Beast, y una otra para su hermano, Riff Raff.

“Es simplemente hermosa,” Robin dijo con una sonrisa brillante. “”Es mucho más mejor que lo que había imaginado.”

Robin tuvo un derrame cerebral hace tres años y medio que lo dejó en una condición muy frágil. Durante su recuperación, dos perros callejeros caminaron en su vida al momento perfecto como si sabían que Robin necesitaba ser salvado. Y él iba a permitirlos. 

Cuando los reclamó como sus propias mascotas (o cuando ellos lo reclamaron), Beast especialmente sabía que Robin estaba enfermo y se acostaría en el medio del piso de su habitación a su lado, mostrando su compasión por simplemente estando ahí

“[Cuando estaba enfermo], fue muy difícil cuidarlos,” él dijo. “Pensé que iba a perderlos.”

Ahora, el obstáculo fue que los dos perros le encantaba estar afuera, pero Robin no tiene una cerca completa, entonces pasaban una gran parte de sus días en cadenas ligeras en su patio donde podían quemar energía. Además, puedes imaginar como es tan difícil cuidar a dos perros que pesan más que 70 libras cuando eres un sobreviviente de un derrame cerebral. Robin no tenía acceso a los recursos necesarios, entonces le ayudamos.

Robin laying on dog bed while dog kisses him on the cheek

Pero Beast tiene su nombre por una razón. Él ha probado a nosotros que es un experto en romper todas las cadenas ligeras que le damos, entonces la única opción para él fue una cadena resistente – pues, eso es lo que pensamos hasta que rompió la cadena resistente recientemente, también.

No queríamos que algo pasara a Beast o que Robin perdiera uno de los seres que lo motivan para levantarse de la cama cada día, entonces sabíamos que teníamos que encontrar otra manera de ayudarle. 

Esto es como nos encontramos sudando en el calor de julio armando la jaula nueva de Beast.

A pesar de la batalla con su salud, Robin se fue dentro de su casa para traernos su caja de herramientas y seis botellas de gatorade. Estaba más contento que un niño el día de Navidad y no dudaba en prestar una mano, aunque le dijimos, “Sr. Smith, podemos hacer todo esto.”

“Sólo quiero decirles gracias,” él repitió de nuevo y de nuevo. “Estoy muy feliz, muy feliz, muy feliz.”

10 foot by 10 foot dog run with a dog house, bed, water bowl and straw inside

La instalación sólo tomó dos horas de comienzo al fin. La jaula es hecho de acero resistente y está cubierta con una lona que protege el 70 por ciento de rayos ultravioletas de entrar, haciéndolo mucho más fresco para Beast cuando está afuera. La cubierta debería ayudar en evitar que suba por encima de la jaula para ir a estar con su novia, como Robin dice. 

Apuntando un dedo a Beast, Robin dijo bromeando, “No puede escapar de aquí nada más. Esto se llama acero. Si salgas, voy a mandarte a San Quentin.”

Beast nos esperó pacientemente para terminar, pero podríamos determinar por la sonrisa en su cara que sabía que esto regalo especial fue para él. Pero no sabía tan especial sería.

Antes de que lo supiéramos, era la hora de que todos nosotros habíamos estado esperando… Estábamos listos para soltar la bestia.

Black dog laying outside of its dog house sticking its tongue out

Jaime, nuestro coordinador de participación comunitaria, quitó su cadena resistente. Cuando lo pusimos dentro de la jaula, se enamoró con ser libre, correteando y jugando con todo su corazón. Fue obvio que estaba muy feliz, como nosotros. Ya tiene libertad que se merece.

Estar en una cadena no fue la mala intención de Robin de ninguna manera. Simplemente fue la única solución temporal que funcionaba para él mientras se recuperaba. Lo sabemos, y se nos recuerda cada vez que los visitamos, cuánto ama a sus mascotas y que sólo estaba tratando de hacer lo mejor que pudo para mantenerlas en su vida. Solamente no tenía los recursos que necesitaba para hacerlo.

“Sabes, si no fuera por las donaciones que [PRCKC] me da… No pude hacerlo”, admitió honestamente. “Tendría que renunciar a ellos. Y eso probablemente me aplastaría más que nada.”

Esto, todo en sí mismo, explica todas las razones porque hacemos lo que hacemos.

Members of our team posing with Robin and his two dogs for a group photo

“Significan mucho para mi,” él continua. “Pero no creo que entiendan cuánto.”

Robin, Beast y Riff Raff significan mucho a nosotros también, y no creemos que entenderán cuanto tampoco. Sentimos lo mismo sobre todos nuestros otros clientes y sus mascotas que ayudamos en nuestra clínica cada día también. 

Gracias a todos los individuos maravillosos que donaron dinero para ayudar a esta familia con sus jaulas nuevas. Son muy agradecidos por ustedes.

About the author

Digital Content Specialist

Want to get updates sent straight to your inbox? Then sign up for The Scoop and we'll send you the latest stories and info we've been working on. And we promise not to spam you, share your info, or be a naughty dog in any way.

Sign Up

Related Posts

Leave a Reply